Embarazos

Bath milk

Las sesiones con mujeres embarazadas y con bebés son únicas: llenas de ternura, de luz, de felicidad. Y hacía mucho tiempo que quería experimentar con las llamadas “bath milk”, sesiones en bañeras llenas de leche en las que primero se fotografía a la madre y, unos meses después, a su peque.

Tras el llamamiento que hice en mis redes sociales, dos preciosas embarazadas se ofrecieron voluntarias para experimentar conmigo. Para una sesión como esta, la complicidad entre fotógrafa y modelo debe ser total. Y conseguimos crear ese clima relajado, cálido y sensual que necesitaba para unas fotografías como estas.

La bañera, totalmente blanca; las flores, llenas de color; esa manera de dejarse ir, de relajarse, de la mujer embarazada… todo contribuyó a crear el clima que necesitaba para hacer estas fotos.

 

 

 

 

 

 

Dejarse llevar…
Instantes para conservar en la memoria.
Jugar, experimentar…
La sensualidad del embarazo.

Y la voluntaria para el “bath milk” de bebé… ¡mi pequeña Xulia!

 

¡Gracias a todas por dejarme hacer realidad mis sueños de fotógrafa!